La rehabilitación de la Casa del Reloj de Jaén estará lista para la próxima primavera

Jue, 11/10/2018 - 11:37 -- hermes

Compartir

Las obras en “La Casa del Reloj” continúan a buen ritmo tras las primeras semanas de trabajo. Después de conseguir la licencia de obra el pasado mes de mayo y terminar de acometer las labores administrativas y técnicas correspondientes, a principio del mes de agosto arrancó la ejecución de la rehabilitación del emblemático edificio jiennense, situado en la Plaza de Santa María, esquina con Calle Maestra. La previsión es que los trabajos de recuperación del edificio puedan estar finalizados para la próxima primavera.

Sobre el transcurso de la primera etapa de la obra, el arquitecto Germán Bonilla Montijano se muestra satisfecho con el avance realizado y hace hincapié en la importancia del resultado final “en busca de nuestro objetivo de que Jaén, sus ciudadanos y los que nos visitan puedan tener a su disposición un edificio en consonancia con su entorno, en una plaza espectacular como es la Plaza de Santa María y acompañando a la Catedral”.

“La Casa del Reloj” es un proyecto ambicioso que se sitúa en la misma línea que las llevadas a cabo anteriormente por la empresa promotora en los últimos años en diversas edificaciones de la Calle Hurtado, Paseo de la Estación o Plaza de San Francisco. En ese sentido, Germán Bonilla Montijano expresa que “mantiene el sello y la filosofía de DBJ Calderón de devolverle la vida al casco histórico, recuperar un espacio clave y, a su vez, seguir apostando por Jaén como venimos haciendo en nuestra empresa desde 1949”.

Como nota singular apunta el arquitecto jiennense que la Casa del Reloj, paradójicamente, no cuenta con un reloj en su fachada, a pesar de tener un espacio en ella de color blanco y circular que así ha hecho creer a la ciudadanía en la existencia de un reloj durante años. “En su rehabilitación está prevista la colocación de un reloj artesano”, ha apuntado.

DBJ Calderón es una firma integrada por profesionales jiennenses que creen en su tierra, e integran disciplinas diferentes y a la vez complementarias. Duro Bonilla Jiménez Calderón es una suma sinérgica de profesionales con la máxima solvencia y compromiso con sus clientes. La sociedad, que tiene a Jaén por bandera, aúna por una parte a un prestigioso estudio de arquitectura (Germán Bonilla Montijano y Eduardo Duro Almazán), un despacho de abogados especializado en Urbanismo (Francisco Jiménez Sáinz), y a la empresa Construcciones Calderón.

  • +Languages
    Spanish English
    Stay